Bisagras para puertas seccionales

Las bisagras para puertas seccionales son pequeños herrajes articulados que se utilizan para facilitar el movimiento de puertas, ventanas y todo tipo de paneles abatibles o basculantes. Se componen de dos piezas muy similares entre sí que encajan en un pequeño eje y que se incorporan a uno de los laterales de la pieza a la que se quiere dar movimiento. Cada uno de estos herrajes tiene una utilidad, aunque el sistema sigue siendo el mismo en todo caso: aplicar la posibilidad de realizar determinado movimiento circular sobre un eje estable.

El ejemplo más sencillo de explicar el mecanismo de una bisagra lo podemos ver claramente en una puerta: en uno de los lados de la hoja de la puerta se atornilla una de las piezas de la bisagra mientras que la otra pieza se coloca en el lugar en el que queremos que la puerta descanse y efectúe su trabajo de apertura y cierre. La puerta es la parte móvil mientras que el otro componente debe mantenerse fijo para que la acción de abrir y cerrar la puerta se pueda realizar correctamente.

Las bisagras suelen estar fabricadas principalmente en dos tipos de materiales, dependiendo del uso que se les vaya a dar. Por ejemplo podemos encontrar pequeñas bisagras de plástico en puertecitas pequeñas de cajas que no requieren un gran esfuerzo ni un movimiento continuo, aunque lo más común es encontrarse con estas realizadas en materiales metálicos puesto que estos tienen una mayor durabilidad y resistencia frente a los movimientos mecánicos a los que se someten las puertas y otro tipo de paneles.

Contacto

""
1
Nombre
icon-user
Teléfono
icon-phone
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right

Una de las principales ventajas de una bisagra es que si se da el caso de que e rompe alguna de las piezas, no será necesario realizar el cambio de todo el conjunto, pues simplemente hay que  sustituir la pequeña pieza por otra igual o similar.